7 Tipos De Planos Para Tus Fotografías

Tengo muchos años haciendo fotografía aficcionado, pero estos artículos son geniales. Ciertos para revisar conceptos olvidados y otros, que sobran, con ideas nuevas que siempre y en todo momento vienen bien. Es importante que tengas presente el borde inferior de tu encuadre, puesto que cortar la articulación, justo a la altura de la rodilla, está considerado como técnicamente incorrecto. Recuerda también las reglas de composición básicas, como la regla de los tercios, para encuadrarlo adecuadamente.

Esto se consigue con los distintos enfoques que nos brinda la fotografía, conocidos como planos. Este plano fotográfico, abarca los hombros, el cuello y la cara. Generalmente es para poner énfasis la mirada o el ademán de la persona a fotografiar. La técnica fotográfica comienza a ser escencial para cosas como evitar sombras o brillos, enfocar el punto de mayor interés , emplear técnicas de sub o sobre exposición, etcétera. Para estas fotografías es recomendable usar teleobjetivos moderados.

Primer Plano, Primerísimo Primer Plano Y Chato Aspecto

Por lo general los individuos no son reconocibles y nos da una visión muy amplia del sitio donde se van a desarrollar los hechos. En vídeos y fotografías de otros aplica la licencia de sus propios autores.. Este tipo de chato nos puede ser útil para dirigir la mirada del espectador, para divertirse con las líneas de la imagen, para hacer sensación de movimiento o, aun, para hacer una sensación de inestabilidad. Para hallar este género de plano, inclinaremos significativamente nuestra cámara dejando el horizonte en diagonal. Es importante inclinarlo lo suficiente para que se note que está hecho a propósito, y no se confunda con un error técnico. Este tipo de plano es un chato particular, que estaría a parte de todos los otros, puesto que no es exclusivo con el resto, sino tenemos la posibilidad de combinarlo con cualquiera de los planos que vimos hasta la actualidad.

De la lista que mostramos en el producto, este es el plano mucho más lejano de todos. Desde aquí, observaremos como nos podemos arrimar en nuestros retratos. Esta clase de chato es más cercano que el primer chato, focalizándose primordialmente en la cara de nuestra persona retratada. Normalmente corta a mitad de frente y a mitad de barbilla si hacemos la foto en horizontal, o a mitad de cuello y a mitad de cabeza si la hacemos en vertical. Este género de plano encuadra a nuestro personaje principal sobre el pecho y debajo de los hombros, focalizándonos en su rostro. Del mismo modo que antes, jura recortar los brazos a la altura del bíceps, para no cortarlos a la altura del codo.

El encuadre es un enorme aliado para el fotógrafo y nos ayuda a narrar la historia. Es por ello mismo fundamental entender los distintos géneros de planos para producir buenas fotografías. Así que no te pierdas este producto, ya que es primordial que poseas los conocimientos precisos en este área.

Enorme Chato General Fotográfico

Es ideal para encuadrar en la fotografía a varias personas interaccionando. Al revés que en el chato previo, en este tipo de chato la cámara se ubica bajo el sujeto, mirando completamente hacia arriba. Al ser una visión poquísimo utilizada, este género de plano atrae mucho visualmente, porque nos muestra el mundo desde un punto de vista diferente. Esta clase de chato encuadra a nuestro protagonista a la altura de la cintura.

Hay una variante que es el desplazamiento, en el que un plano empuja al otro para llevar a cabo el cambio. Podéis imaginaros esta transición como la expresión “Y entonces, esto”. El encadenado o colado cruzado es la mezcla de dos planos que se desvanecen entre sí, dando paso el primero al segundo sin que se note un corte brusco. Las transiciones o maneras de pasar de una imagen a otra, son fundamentales y, de hecho, inherentes en la edición. Hay de muchos tipos y cada una tiene significados diferentes, conque veamos las principales. Lleva por nombre chato subjetivo al chato que imita la visión de un personaje.

Chato General Corto

Pero recuerda que el cuerpo no aparecerá en la imagen, por lo que olvídate de él y céntrate en el rostro. Resalta realmente bien, la sonrisa, una cara de asombro con naturalidad y muecas chistosas. Asimismo suele funcionar bastante bien si el modelo pone sus manos cerca del rostro. Es un género de chato mucho más próximo en el que nos focalizamos mucho más en la cara. Por esto mismo es muy importante la expresividad del rostro del modelo. Esto necesita que logremos cierta complicidad con el modelo para hallar captar su esencia.

picado la cámara

Hay una variación, el Plano Americano, que recorta un tanto por debajo de las rodillas, pero sigue basado en el sujeto por norma general. Nació en el western, para ver tanto la cara del cowboy como su pistolera. Secuencia filmada en continuidad, sin corte entre planos, donde la cámara se desplaza de acuerdo a una minuciosa planificación. El Primerísimo primer plano (P.P.P.) capta el rostro desde la base del menton hasta la una parte de arriba de la cabeza.

Chato Entero En Fotografía

Si cerramos mucho más el plano, entramos ahora con planos idóneas para llevar a cabo avanzar la narrativa. Se utiliza muchas veces como chato de situación al comienzo de una secuencia. Guarda mi nombre, mail y web en este navegador para la próxima vez que comente.

La pose del cuerpo de nuestro modelo en este caso no cobrará relevancia, pero sí que lo va a hacer el gesto o expresión de su cara, que se transformarán en personajes principales de la imagen. Los planos fotográficos son la proporción del objeto o sujeto que hace aparición dentro del encuadre de nuestra cámara y que va a ser lo que escojamos para enseñar en nuestras fotografías. En este post, verás los diversos tipos de planos fotográficos y sus ejemplos. Si eres amante o aficionado a la fotografía seguramente habrás oido cientos de veces la importancia que tiene un buen encuadre.

Si fuera solo una persona sería plano general entero Podría ser un ejemplo, una conversación. Si en este chato no hay un movimiento de adentro, podría transmitir los mismo significados que un plano general. El primerísimo primer planova un paso mucho más allá que el primer chato, acercándonos mucho más aún al rostro de nuestro modelo. Este plano capta la cara desde la altura de la frente hasta bajo la barbilla. Comentan que el nombre de plano americano viene de los tiempos en los que triunfaban las películas del género Western o, como también las llamamos, de indios y vaqueros. En estas películas era importante que las armas que llevaban los personajes principales en las cartucheras, a la cintura un poco caídas, se puedan ver bastante bien, y esto es lo que marcaba la línea de corte.